Skip to content

La Policía Nacional continúa silenciando las redadas a inmigrantes

6 diciembre, 2010
by

Madrid Anticapitalista

“Podemos hacerlo de dos formas, de una manera ilegal y borras las fotos ahora, o vienes a comisaría y te incautamos la cámara”. Con estas palabras dos agentes de la policía nacional coaccionaron al fotógrafo de DIAGONAL Olmo Calvo para que borrase las imágenes que documentan, una vez más, los controles de identidad racistas que se desarrollan en todo el Estado.

En Madrid es habitual que agentes de la policía nacional entren en el interior de las instalaciones del metro y se coloquen en las entradas y salidas, a modo de filtro, requiriendo la documentación a la gran mayoría de usuarios que tengan rasgos físicos que, según su criterio, indiquen una procedencia no europea.

Apostados en los tornos o incluso en los andenes, con uniforme o de paisano, persiguen por las instalaciones a personas procedentes de África, América Latina o Asia. El jueves 2 de diciembre, alrededor de seis policías nacionales controlaban las entradas, salidas y cambios de línea de la estación de Pacífico en la línea 1 de metro. Un hombre subsahariano y dos latinoamericanos se encontraban contra la pared por no tener la documentación en regla. Una mujer, latinoamericana también, se asomó en la esquina donde estaban los policías. Venía de la línea 6 y pretendía cambiar a la 1. Sobresaltada por la presencia policial dio media vuelta y regresó por donde había venido. Uno de los policías se dio cuenta y la siguió corriendo hasta que la alcanzó en los andenes. Allí le pidió la documentación y al comprobar su irregularidad la obligó a acompañarle y a ponerse contra la pared junto a las personas que ya estaban retenidas.

En ese momento el fotógrafo de DIAGONAL Olmo Calvo sacó su cámara para documentar la operación policial que rozaba la ilegalidad. Después de tomar algunas fotografías bajó a los andenes y subió a un tren. Al instante aparecieron en el interior del vagón dos guardias de seguridad de Metro junto a un policía nacional y le obligaron a bajar del tren y a subir a la estación. Una vez allí los policías coaccionaron al fotógrafo: “Podemos hacerlo de dos formas, de una manera ilegal y borras las fotos ahora, o vienes a comisaría y te incautamos la cámara”. No es la primera vez que policías nacionales atentan contra la libertad de prensa de los fotógrafos de DIAGONAL por documentar las redadas y controles selectivos a inmigrantes. En los últimos meses Edu León, otro fotógrafo de Diagonal, ha sido retenido en dos ocasiones, detenido en una y su equipo ha sido incautado dos veces.

La connivencia entre parte del personal de metro, guardias de seguridad de las diferentes empresas que operan en el suburbano y la policía nacional es clave para el desarrollo de estas operaciones ilegales.

Según el departamento de prensa de Metro de Madrid, “Metro tiene la obligación de permitir la libre actuación de la policía nacional en sus instalaciones. Es igual que si fuese la calle”.

About these ads
6 comentarios leave one →
  1. 13 diciembre, 2010 10:06 pm

    Interesante este post y lo que sucede con las redadas. Yo escribi sobre esta cuestion hace un tiempo, pero mas que nada para dar aviso a los inmigrantes de lo importante que es que se cuiden de ciertos puntos. Edu y Olmo tienen fotos muy buenas, pero cuidado con mostrar las caras de los policias, no se si eso se puede hacer. Ah! por cierto, me encanta vuestro nuevo look del blog. Enhorabuena!

  2. Rise Up permalink
    14 diciembre, 2010 11:53 am

    Que la policía de Tetuán persiga a nuestros vecinos inmigrantes es cuanto menos curioso, dado que lo hacen en base a una legalidad que ellos mismos transgreden. No hay que olvidar que la comisaría de Tetuán es, tras la de Coslada, la que más policías imputados tiene de toda la comunidad de Madrid en asuntos ilegales. En chulería no sé si les ganan, porque tiene telita estos hombres de Harrelson (o como se escriba). Gracias a “Dios” desde la última redada a la policía de nuestro barrio se han calmado bastante, pero hasta hace poco era difícil conocer a algún vecino que estuviese mucho en la calle que no hubiese tenido que “aligerar” el paso al cruzar ante el inminente atropello de alguno de esos cafres al volante, sin sirena, ni aviso, ni nada de nada. ¿Cuantos coches se han cargado estos “hombres de ley” por conducir como auténticos delincuentes? Que yo sepa en menos de medio año, dos. Uno de ellos enfrente del club de alterne de Marqués de Viana, a altas horas de la madrugada.

    Ya está bien de perseguir a nuestros vecinos ¡ya está bien!

    • Anónimo permalink
      14 septiembre, 2011 3:37 am

      muerete, hablar con necios no merece la pena, me sobra la pasta….

Trackbacks

  1. Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya
  2. Quien mucho abarca » Archivo del Blog » Usa #redadas contra el racismo institucional
  3. Soy emigrante y siento puta vergüenza. | Sin casaca

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: