Quebrados: el documental sobre Ofelia Nieto 29 que no querríamos necesitar

En su día, con motivo de la presentación de 6m2, su anterior documental sobre Ofelia Nieto 26, hablamos con Michele Cristofolettiy Hugo Atman. Hoy están de nuevo con nosotros para hablar de Quebrados, la continuación e aquel, que seguramente no querrían haber tenido que rodar.

¿Qué diferencia a Quebrados de vuestro documental anterior, 6m2? ¿Es una ampliación de este, o algo nuevo? ¿Que creéis que sentirá el espectador al verlo, o qué os gustaría que pasara?

Quebrados es la continuación de seis metros cuadrados.

En la primera parte se narra la conformación de la lucha vecinal para defender una vivienda y en la segunda parte la brutalidad de un ayuntamiento que pasa por encima de las vidas de sus ciudadanos con excusas absurdas y con un probable fin especulador.

Es difícil prever la reacción del espectador pero personalmente trato de transmitir preguntas y que el espectador reflexione sobre lo que está pasando. Estamos acostumbrados a tragar violencia en los medios de comunicación a tal velocidad que hemos normalizado cosas como que la policía pegue a personas que se suben a una pala excavadora para detener el derribo de una casa, en este caso se han superado todas las lineas rojas al meter una pala excavadora en la vivienda con la gente dentro. A mi me pone muy nervioso pensar que esa orden la diera el mando de la policía y que siga en su puesto, si así son los encargados de velar por la seguridad de los ciudadanos es que las cosas están realmente mal.

 Hemos leído que lo vais a distribuir por internet de forma gratuita, ¿qué os motiva para hacerlo?

Queremos que el mensaje le llegue al mayor número de personas sin que el dinero sea una traba, la difusión gratuita esta orientada a personas y a colectivos como centros sociales que no tienen dinero pero que su lucha es prioritaria en estos momentos. Eso no significa que para las instituciones o televisiones comerciales les tengamos que dar nuestro trabajo gratis. Después del estreno dejaremos la versión Española en internet para que cualquier persona pueda verla en su ordenador.

Estamos abiertos a presentarla en los centros sociales que nos lo soliciten siempre que tengamos tiempo para hacerlo.

¿Pensáis hacer alguna campaña para recaudar fondos para las detenidas en el desahucio de Ofelia Nieto?

Si, el día del estreno se hará una caja de resistencia para la defensa legal de todas las personas que fueron detenidas por intentar defender el derecho a la vivienda de esta familia.

of

Una duda. ¿Quebrados es un documental? ¿Película? ¿Cine documental?

Yo prefiero llamarle documental a secas por que no esta ficcionado, es la realidad pura y dura narrada desde nuestro punto de vista, sin trampa ni cartón.

Creo que ya os lo hemos preguntado antes pero ¿Qué significa para vosotros la familia Gracia-González?

La familia Gracia-González es un ejemplo de lucha, una familia que como tantas levantaron su casa en los años 60 en un barrio obrero con muchisimo esfuerzo, en unos terrenos que por desgracia se han revalorizado mucho y eso ha hecho que políticos sin escrúpulos lo reclamasen para sus fines especuladores. El ayuntamiento no derriba casas por que ocupen seis metros cuadrados de acera si están en zonas urbanísticamente poco interesantes.

 Y, para terminar. ¿Qué habéis aprendido con este proyecto?

Hay muchas enseñanzas: la fuerza de la unión de los vecinos, que hay vida mas allá de los modelos preconcebidos de periodismo y que no esta reñido el periodismo con el activismo, la impunidad con la que los políticos operan en España puede ser respondida por la ciudadanía aunque el precio que esta tiene que pagar es muy alto.

Anuncios

Dos vecinos del Barrio del Pilar ABSUELTOS acusados de destrozar parquímetros

LA JUSTICIA ABSUELVE A DOS VECINOS ACUSADOS SIN NINGUNA PRUEBA DE DESTROZAR PARQUÍMETROS EN EL BARRIO DEL PILAR

El representante legal de la empresa confesó en el juicio haber sido quien, en un programa de TV, acusó sin pruebas a uno de los vecinos de agitador, vandalismo y “kale borroka”. Fracasa, una vez más, el intento por parte de empresas y responsables del Ayuntamiento de criminalizar la lucha de los vecinos contra una imposición arbitraria e injusta.

Seguir leyendo en Madrid Anticapitalista >>

La Policía Nacional continúa silenciando las redadas a inmigrantes

Madrid Anticapitalista

“Podemos hacerlo de dos formas, de una manera ilegal y borras las fotos ahora, o vienes a comisaría y te incautamos la cámara”. Con estas palabras dos agentes de la policía nacional coaccionaron al fotógrafo de DIAGONAL Olmo Calvo para que borrase las imágenes que documentan, una vez más, los controles de identidad racistas que se desarrollan en todo el Estado.

En Madrid es habitual que agentes de la policía nacional entren en el interior de las instalaciones del metro y se coloquen en las entradas y salidas, a modo de filtro, requiriendo la documentación a la gran mayoría de usuarios que tengan rasgos físicos que, según su criterio, indiquen una procedencia no europea.

Apostados en los tornos o incluso en los andenes, con uniforme o de paisano, persiguen por las instalaciones a personas procedentes de África, América Latina o Asia. El jueves 2 de diciembre, alrededor de seis policías nacionales controlaban las entradas, salidas y cambios de línea de la estación de Pacífico en la línea 1 de metro. Un hombre subsahariano y dos latinoamericanos se encontraban contra la pared por no tener la documentación en regla. Una mujer, latinoamericana también, se asomó en la esquina donde estaban los policías. Venía de la línea 6 y pretendía cambiar a la 1. Sobresaltada por la presencia policial dio media vuelta y regresó por donde había venido. Uno de los policías se dio cuenta y la siguió corriendo hasta que la alcanzó en los andenes. Allí le pidió la documentación y al comprobar su irregularidad la obligó a acompañarle y a ponerse contra la pared junto a las personas que ya estaban retenidas.

En ese momento el fotógrafo de DIAGONAL Olmo Calvo sacó su cámara para documentar la operación policial que rozaba la ilegalidad. Después de tomar algunas fotografías bajó a los andenes y subió a un tren. Al instante aparecieron en el interior del vagón dos guardias de seguridad de Metro junto a un policía nacional y le obligaron a bajar del tren y a subir a la estación. Una vez allí los policías coaccionaron al fotógrafo: “Podemos hacerlo de dos formas, de una manera ilegal y borras las fotos ahora, o vienes a comisaría y te incautamos la cámara”. No es la primera vez que policías nacionales atentan contra la libertad de prensa de los fotógrafos de DIAGONAL por documentar las redadas y controles selectivos a inmigrantes. En los últimos meses Edu León, otro fotógrafo de Diagonal, ha sido retenido en dos ocasiones, detenido en una y su equipo ha sido incautado dos veces.

La connivencia entre parte del personal de metro, guardias de seguridad de las diferentes empresas que operan en el suburbano y la policía nacional es clave para el desarrollo de estas operaciones ilegales.

Según el departamento de prensa de Metro de Madrid, “Metro tiene la obligación de permitir la libre actuación de la policía nacional en sus instalaciones. Es igual que si fuese la calle”.

Se destapa en el barrio de Tetuán una presunta trama de policías municipales corruptos

El Ayuntamiento de Madrid suspendió ayer de sus funciones a cuatro policías municipales por su supuesta implicación en una trama corrupta de extorsión a locales y discotecas de la capital, según confirmaron de la Concejalía de Seguridad y Movilidad.

El diario «El Mundo» informó que la Comisaría General de Policía Judicial ha desarticulado esta semana una trama corrupta dedicada a extorsionar presuntamente a locales y discotecas de la capital. La operación se ha saldado con cinco agentes detenidos, uno de ellos ya jubilado, de las comisarías de Tetuán y Usera. La operación policial, en la que también se detuvo a otras quince personas, entre ellos empresarios de la noche madrileña, se inició después de que diversos dueños de locales denunciaran que habían sido víctimas de esta presunta red ilegal. Según detalla el citado diario, los agentes detenidos habrían cobrado hasta 600 euros u otros regalos por parte de los empresarios para evitar las multas o las inspecciones. Igualmente señalan que la mayor parte de los locales afectados estaban situados en los distritos de Tetuán y Chamartín y los barrios cercanos.

Enlace 1 :: Enlace 2