Desahucio inminente en el barrio

Necesitamos apoyo para acompañar a dos afectadxs para visita a las sucursales de su estafador.  Como no podía ser de otra manera, es Bankia.

Una es una mujer con dos hijos gemelos de 7 años. Su desahucio nos ha llegado de manera urgente ayer y está previsto para el 12 de noviembre. Vamos a empezar con una visita a su sucursal para ponerle las cosas claras.

Otra es una familia con tres hijos, dos menores de edad (una no llega al año). Aún no se ha adjudicado Bankia su vivienda.

La quedada es el miércoles 31 a las 9 30 en la salida del metro de Francos Rodriguez.

Como es un desahucio inminente, en la sucursal tienen que saber que tienen bastante apoyo. Y para eso os necesitamos a todas.

¡¡Si se puede!!

Grupo de Trabajo de Vivienda y Desahucios de la Asamblea Popular de Tetuán

Anuncios

Tetuán vuelve a sufrir apagones continuos

Bea Burgos

A lo largo de la semana pasada, el Distrito de Tetuán vuelto a padecer apagones similares a los que vivimos el año pasado.

Apagones en Tetuan

En aquel momento los apagones resultaron ser un mal común a diversos barrios de Madrid. David Nelson, de El País, recogió la noticia con un mapa del Madrid a oscuras. Entonces, ya los barrios de Berruguete y Valdeacederas fueron los más afectados. Esta vez, la historia se repite con la sucesión de múltiples averías en ambos barrios.

El martes y miércoles, la calle de Francos Rodríguez estaba totalmente a oscuras en ambas márgenes. El apagón afectaba el área que va desde Bravo Murillo hasta la calle Villaamil y en ciertos puntos, como a la altura del colegio de los Salesianos, la oscuridad era total.

La misma avería afectaba a toda la margen izquierda de Francos Rodríguez hasta calle Pamplona y a la parte de la calle Lope de Haro en su margen derecha, que, todavía hoy, seguía a oscuras.

En el mismo barrio de Berruguete, cerca del área de Marqués de Viana, han sido varias las calles con apagones a lo largo de toda la semana pasada. El viernes le tocó a las calles de Panizo y Serrallo. La avería tuvo lugar por la tarde-noche, duró aproximadamente dos horas y esta vez no se fue la luz en la calle, sino en las casas.

“Empiezo a pensar que es algo que sucede con cierta frecuencia… ¿falta de mantenimiento? ¿falta de capacidad? ¿alta demanda? ¿conexiones ilegales?, expresa Miguel, un vecino de la zona.

Otra calle afectada en la zona, la calle Limonero, lleva sufriendo apagones variables desde hace tiempo. Esta es la estampa que mostraba la calle el pasado 19 de octubre:

Calle Limonero a oscuras


Poco más arriba, la plazuela que se abre entre Bravo Murillo y la calle Ceuta, en el espacio que un día ocupara la antigua Plaza de Toros de Tetuán, lleva semanas sufriendo apagones intermitentes.

En el mismo barrio de Valdeacederas, uno de los más afectados por apagones en otros años, nos encontramos con varias calles a oscuras en las semanas pasadas. Una de ellas, la calle Pinos Alta, que articula todo el barrio de este a oeste, estaba anoche en oscuridad total.

De todas las áreas de Tetuán, el parque de Rodríguez Sahagún, único espacio verde de recreo para los vecinos de los barrios señalados, se lleva la palma. Es una de las zonas más abandonadas y problemáticas del Distrito y no se ve libre de los apagones. Los vecinos denuncian que dese hace dos meses llevan observando cómo el parque se queda totalmente a oscuras en el área cercana a la calle de Blanco Argibay, así como en la zona de las canchas de baloncesto.

El Madrid que se queda a oscuras

Las asociaciones de vecinos denuncian continuos problemas en el alumbrado, lo que causa “inseguridad” – Tratarán la cuestión con el Ayuntamiento

DAVID R. NELSON – Madrid – 27/01/2011

“¿Existen problemas de alumbrado en tu barrio?”. Esa fue la pregunta que Paco Caño, de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM), hizo a los miembros de su organización. Según él, la respuesta ha sido “impresionante”. Hasta ocho asociaciones respondieron en un solo día para informar de problemas en decenas de calles. No solo son muchas incidencias, sino que además son recurrentes.

Caño considera que es un problema grave y ha pedido una reunión con Paz González, la concejal de Obras y Espacios Públicos, para presentar la lista de problemas. Ella confirmó ayer que asistirá a la reunión.

El director general responsable del alumbrado, Pablo Usán, no ve tal problema. Según él, la capital cuenta con más de 250.000 postes de luz y con esa cantidad “siempre habrá unas averías, por una multitud de causas”. Pero en todos los casos, dice, se solucionan. Usán opina que los 25 millones de euros que destina el Ayuntamiento cada año al mantenimiento y reparación son suficientes.

José Manuel Rodríguez, concejal del PSOE, no está de acuerdo. No solo piensa que ha habido falta de mantenimiento sino que también cree que el servicio de reparación debe intentar solucionar los problemas con más rapidez. Rodríguez asegura que hay problemas en toda la capital, aunque “afectan más a la periferia, a los barrios pobres, que al centro”. Y apunta que una de las razones puede ser el robo masivo de cables que la capital ha sufrido recientemente.

Daniel Morcillo, concejal de Izquierda Unida, va más allá y apunta que los cortes de luz en lugares como Vallecas y Villaverde pueden estar ocurriendo de forma planificada, “para ahorrar energía”. “Una semana habrá un par de calles sin alumbrado, y la semana próxima le tocará a las dos de al lado”. Opina que “no puede ser casualidad”, pero acepta que no tiene ninguna prueba.

Sobre esta posibilidad el director general Usán se muestra tajante: “Nadie pensaría en dar tal orden. ¡Hacerlo sería incurrir en delito!”. Su explicación al problema es que varias calles pueden depender del mismo diferencial y, cuando salta, todas quedan a oscuras.

Una de las dificultades para saber cuál es el estado del alumbrado es que los datos sobre averías e incidencias no están publicados por el Ayuntamiento. Según Rodríguez, el concejal del PSOE, su partido ha pedido al gobierno de Gallardón que publique la información en la página web del Consistorio, pero esta sigue sin aparecer. Un portavoz municipal informa de que durante 2010 hubo 23.000 incidencias, pero no ha confirmado los datos de años anteriores.

En unos recorridos recientes por la noche este periódico pudo comprobar incidencias en distintos puntos de la ciudad. Por los barrios de Ciudad Lineal, Retiro, Salamanca, Las Letras, La Latina y Chamberí, se encontraron tres zonas sin alumbrado: la calle de Agastia (cerca de Arturo Soria), entre la salida de la A2 y la calle Amara; tres manzanas de la calle de Fortuny y dos de la calle de Zurbarán, al lado del Paseo de la Castellana; y un buen trecho de la calle de Zurbano y de Bretón de los Herreros. En total, unas 13 manzanas.

En otra salida nocturna por las zonas de Hortaleza, Fuencarral, Entrevías y Vallecas se encontraron a oscuras una sección de la calle de Reguera de Tomateros, en Entrevías, el principio de la avenida del Poeta Miguel Hernández, y un tramo del carril bici del Parque Lineal de Palomeras.

En un blog del barrio de Tetuán (www.tetuanmadrid.blogspot.com) la autora, Bea Burgos, describe problemas repetidos, “a lo largo y ancho del barrio”. Algunos de sus lectores han informado de apagones durante las últimas semanas en la calle de Marqués de Viana, con lo que “se convierte en un auténtico peligro, ya no solo por la inseguridad sino porque en la zona hay personas mayores que pueden sufrir un percance”.

Burgos se ha puesto en contacto con Paco Caño, de la FRAVM, para sumar sus quejas a la lista. Está de acuerdo con Caño cuando concluye: “Tenemos que llegar a una solución ya”.

Fuente: El País

El paripé del ayuntamiento con la Plaza de la Remonta.

Ayer jueves 16 el hayhuntamiento de Madrid convocó a los vecinos del distrito de Tetuán en el Centro sociocomunitario Josefa Amar y Borbón para que participasen en la futura remodelación de la Plaza de la Remonta. No es la primera vez que se nos convoca a los vecinos para este tipo de “eventos”. Sabemos la mecánica, conocemos su proceder: convocar para legitimar su status, para dar una apariencia de “democracia y participación ciudadana”. No cuela.

Queremos recordar que Gallardón ha recortado hasta los tiempos de reunión de las juntas de distrito. Bueno, ha recortado muchas más cosas. Está privatizando las instalaciones deportivas municipales, recortando puestos de trabajo públicos mientras multiplica los enchufes, y junto a Esperanza Aguirre, terminarán por privatizar hasta el aire que respiramos. Al tiempo.

Ahora nos convocan para que participemos en la remodelación de la Plaza de la Remonta. Sí, esa plaza horrorosa, desértica y disfuncional. Esa plaza donde los niños apenas tienen donde jugar, esa plaza donde aparcan los coches de policía de una comisaría que, todo hay que decirlo, parece permitir el trapicheo de droga en sus mismas narices (en la propia plaza, en la salida sur, sin ir más lejos). Trapicheo que se hace a escasos metros de los bancos donde niños, jubilados, madres y trabajadores de los alrededores deberían tener para descansar, charlar y hacer tiempo. No hablamos de socializarse porque eso, en estos tiempos y en estas condiciones, parece algo prohibido. Por eso van quitando hasta los bancos de las calles, para que estas no sean más que un lugar de paso, jamás de sociabilización. Y en las plazas donde los hay, son de diseño aislacionista, una especie de sillas atomizadas diseñadas seguramente por algún amigo de lo ajeno… digo de lo público… digo, de “este nuestro” alcalde.

Volvamos al principio. Nos convocan a los vecinos para que asistamos a oírles y al final, tras su monólogo, podamos decir lo “que queramos”. Es decir, como ese programa decano de la radio, “hablar por hablar”. Porque desde hace décadas que en este distrito a los ciudadanos no se les escucha ni para tomarles los datos. Lo que pretenden, como siempre, es que la reconstrucción de la plaza tenga una legitimidad participativa, como si fuese algo que todo el barrio, de la mano de nuestro querido ayuntamiento, hubiese diseñado y construido alegremente. Para luego, en realidad, simplemente seguir sus planos, con alguna pequeña incorporación sin importancia. Todo ello con el verdadero interés de fondo: seguir financiando y repartiendo el botín público entre las empresas constructoras amigas de Gallardón. Una maquinaria mafiosa que tiene a Madrid en permanente reconstrucción con el único propósito de seguir desviando dinero público a empresas constructoras, mientras ese mismo ayuntamiento deja de pagar a los trabajadores (por ejemplo el servicio de limpieza, ¿verdad Ana Botella?), o directamente los despide (con la excusa de la crisis), o recorta sus derechos (más de lo mismo).

¿Y nosotros que decimos? Pues qué vamos a decir. De forma castiza, como nos caracteriza:

¡ANDA Y QUE OS ONDULEN CON LA PERMANEN!